««« CORANTUS »»»

Nº 726. Martes, 20 de noviembre de 2018

La conjunción

Las conjunciones son palabras que enlazan oraciones u otras palabras y, al hacerlo, establecen relaciones entre los elementos que enlazan. Ejemplos:

  • El perro ladra y el gato maúlla (enlaza oraciones)
  • Carla y Raúl son amigos (enlaza palabras)
  • Vinieron pero se fueron rápido
  • Salimos a comer porque teníamos hambre
  • Hazlo como quieras
  • Lo haré aunque tú no quieras
  • Te daré un chocolate si te portas bien

En algunos casos, las conjunciones pueden estar constituidas por más de una palabra. Entonces reciben el nombre más apropiado de frases conjuntivas o locuciones conjuntivas. Ejemplos:

  • No te voy a dar postre, ya que no terminaste tu comida
  • Me miras como si no me conocieras
  • Si bien la paga es buena, el trabajo es demasiado agotador
  • Hiciste trampa, así que no vale

Morfológicamente, las conjunciones son morfemas libres o independientes. Más específicamente, son morfemas relacionales.

Las conjunciones siempre enlazan elementos con función sintáctica equivalente. Es decir, pueden enlazar una oración con otra oración o, dentro de una oración, una palabra con otra palabra, pero no una palabra con una oración, por ejemplo.

Las conjunciones son indeclinables. Esto quiere decir que son palabras invariables, que no cambian de forma. No tienen género ni número, así que no tienen que concordar con otros elementos de la oración.

Las conjunciones establecen relaciones entre los elementos que enlazan. Estas relaciones pueden ser de coordinación o subordinación. Las conjunciones que establecen una relación de coordinación se llaman conjunciones coordinantes. Las que establecen una relación de subordinación, se llaman conjunciones subordinantes.

Las conjunciones sólo tienen valor gramatical, no tienen valor semántico. Su significado lo adquieren en las relaciones oracionales que establecen. Así, por ejemplo, pueden tener valor aditivo (conjunciones copulativas), valor adversativo o de oposición (conjunciones adversativas), valor de exclusión, alternancia o contraposición (conjunciones disyuntivas), valor distributivo o de alternancia (conjunciones distributivas), valor completivo (conjunción completiva), valor condicional (conjunción condicional), valor concesivo (conjunción concesiva), valor condicional o de necesidad (conjunción condicional), valor causal (conjunción causal) y valor consecutivo o continuativo (conjunción continuativa o consecutiva).

Hay muchos nexos, en su origen adverbios o preposiciones, que encabezan proposiciones y que adquieren valor de conjunción, aunque no tengan forma conjuntiva.

Clasificación

Las conjunciones se clasifican según los distintos tipos de relaciones o enlaces oracionales que presentan. Pueden ser propias o coordinantes e impropias o subordinantes.

Las conjunciones propias, conjunciones coordinantes o conjunciones coordinativas son aquellas que unen oraciones o elementos del mismo nivel sintáctico, grupo nominal o adjetivo. Son conjunciones coordinantes y, ni, pero, sino...:

  • Tengo hambre y sed

Las conjunciones impropias, conjunciones subordinantes o conjunciones subordinadas son aquellas que enlazan proposiciones dependientes. Son conjunciones subordinantes cómo, cuándo, que, porque, para que... Éstas degradan la oración en que se insertan y la transponen funcionalmente a una unidad de rango inferior que cumple alguna de las funciones propias del sustantivo, del adjetivo o del adverbio:

  • Dijo que vendría.
  • Lo hizo porque quiso.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.