««« CORANTUS »»»

Nº 527. Martes, 20 de febrero de 2018

Codiaeum variegatum

Arbusto o pequeño árbol euforbiáceo, de hojas vistosas y coloridas, ampliamente cultivado como planta ornamental, con muchas variedades.

Es una especie vegetal que destaca por sus hojas multicolores y por la gran diversidad de las formas de sus hojas, según la variedad.

Nombres comunes: crotón, laurel variegado.

© Louise Wolff

Codiaeum variegatum Hermoso ejemplar mostrando sus llamativos colores.

Clasificación

Familia: Euforbiáceas (Euphorbiaceae)

Género: Codiaeum

Especie: Codiaeum variegatum

El epíteto específico variegatum significa «variegado». Esto se debe a sus hojas multicolores.

Descripción

Porte. Es una especie arbustiva, aunque a veces puede parecer un pequeño árbol.

Hojas. Son coriáceas y lustrosas. La forma varía de acuerdo a las numerosas variedades cultivadas. Pueden ser largas o cortas, anchas o delgadas, rectas o helicoidales y enteras o lobuladas. Por ejemplo, algunas variedades tienen hojas muy delgadas, como cintas; otras son largas, delgadas y helicoidales, a manera de un sacacorchos; otras más son trilobadas, a manera de pata de pato.

Suelen ser de diversos colores. Las hay verdes, amarillas, púrpuras, anaranjadas, cremas, rosadas y casi negras. Los colores pueden estar combinados o separados.

Hábitat, origen y distribución

Hábitat. Es una planta de climas cálidos y húmedos.

Origen. Es originaria de Malasia e islas del Pacífico.

Distribución. En la actualidad se cultiva en todo el mundo como planta ornamental. En los climas fríos se cultiva en interiores.

Importancia

Esta especie es ampliamente cultivada alrededor del mundo como planta ornamental. En los países fríos es popular como planta de interior. Destaca por su gran variedad de formas de hojas y de colores.

Cultivo

Son plantas fáciles de cultivar en climas templados a cálidos. En climas fríos se pueden cultivar en interiores, pero así se vuelven un poquito más difíciles de mantener. A veces, en tales climas, el simple hecho de llevarlas del vivero a la casa puede provocar que pierdan hojas. Afortunadamente, este estado es pasajero, por lo que la planta volverá a producir hojas en poco tiempo.

Las corrientes de aire no le hacen bien.

Suelo. Crece mejor en suelos con una buena retención de agua, pero no soporta encharcamientos.

Fertilización. En maceta, la fertilización puede hacerse una vez al mes con un fertilizante líquido comercial estándar. Alternativamente, se debe trasplantar y cambiar la tierra una vez al año.

Agua. Requiere una buena provisión de agua; no soporta períodos secos prolongados. La falta de agua hace que la planta se marchite rápidamente. El exceso de agua, por otro lado, hace que los márgenes de las hojas se vuelvan marrones. Se debe regar sólo cuando la superficie del suelo se sienta seca al tacto. Si se planta en maceta, hay que regar hasta que apenas algunas gotas de agua escurran por el orificio de evacuación. Si escurre mucha agua, es porque se ha regado en exceso.

Luz. Requiere luz plena, aunque en regiones muy frías se puede cultivar en interiores. Algunas variedades requieren más luz que otras. En los países fríos del hemisferio norte se cultivan en interiores pero cerca de una ventana orientada al sur o el oeste. La luz plena hace que sus colores sean más brillantes. En general, se dice que cuanto más colorida sea la planta, más luz necesitará.

Humedad. Prefieren los climas moderadamente húmedos. Prosperan mejor en ambientes con 40% a 80% de humedad relativa. En climas muy secos, las hojas pueden caerse o mostrar colores apagados. La humedad baja también los vuelve más susceptibles a la arañita roja.

Temperatura. Prefieren zonas cálidas. Es mejor cultivarlas en regiones con 15 C como mínimo.

etiquetas:

Comentarios

No hay.