««« CORANTUS »»»

Nº 399. Miércoles, 8 de febrero de 2017

ácaro del polvo

El ácaro del polvo es un arácnido microscópico que se alimenta principalmente de las descamaciones de la piel humana. Puede desencadenar reacciones alérgicas y causar asma.

En inglés se le dice dust mite, house mite o, simplemente, mite.

Los ácaros del polvo son muy comunes en el interior de las viviendas. Suelen vivir en la ropa de cama (almohadas, sábanas, colchas), los colchones, las alfombras, los tapetes y los sillones.

No transmiten enfermedades conocidas. Sin embargo, sus heces y cadáveres se mezclan fácilmente con el polvo del ambiente del hogar y cuando son levantados por las corrientes de aire pueden ser inhalados y causar alergias y asma. En los Estados Unidos se calcula que hay unos 20 millones de personas que padecen de alergia a estos ácaros (un 6% de la población total).

Los ácaros del polvo no pueden beber líquidos. Por eso, para mantenerse hidratados y poder sobrevivir necesitan una alta humedad ambiental. Los climas con más de un 50% de humedad ambiental son ideales para ellos. Los climas de las zonas áridas y los climas de altura, por el contrario, no son ideales para su desarrollo.

Cómo combatirlos

La manera más eficaz para mantenerse lejos de los ácaros consiste en vivir en lugares con baja humedad ambiental natural, como las ciudades en altura o en zonas áridas.

Otra medida muy útil es forrar colchones y almohadas con cubiertas antialergénicas.

También resulta muy útil lavar las sábanas, fundas de almohadas y colchas una vez a la semana con agua caliente a, por lo menos, 55°C, que es la temperatura que se requiere para matar a los ácaros del polvo.

En lo posible, es mejor evitar el uso de alfombras y tapices, especialmente en los dormitorios. En general, hay que evitar la presencia de objetos que puedan acumular polvo, como los muñecos de peluche, las repisas, etc. Si no se puede evitar su uso, es recomendable aspirar frecuentemente con una aspiradora equipada con un filtro HEPA. Una aspiradora con un filtro normal elimina las partículas alergénicas pero no elimina los ácaros.

Finalmente, se puede tratar de reducir la humedad ambiental a menos del 50% con la ayuda de un equipo de aire acondicionado o con un deshumedecedor de ambiente.

etiquetas:

Comentarios

No hay.