««« CORANTUS »»»

Nº 38. Viernes, 19 de junio de 2009

Historia del uso medicinal del aloe o sábila

Aparentemente, el aloe o sábila se viene usando con fines medicinales desde hace más de 4 000 años. Sus propiedades curativas eran conocidas por los egipcios, griegos, romanos e incluso chinos y aparece en más de una docena de pasajes de la Biblia. También se dice que el cuerpo de Cristo fue untado con aloe antes de ser colocado en su tumba, aunque no es una certeza.

La parte de la planta que se usa es el líquido viscoso que escurre de las hojas al cortarlas. Es recomendable cortar las hojas más viejas (es decir, las más próximas a la tierra) porque contienen una mayor concentración de principios activos. Este jugo se deja concentrar y espesar, bien sea al calor del sol, con calor artificial o al baño María, hasta que cuaje en una masa sólida, de color muy oscuro y sabor muy amargo, conocida como acíbar. Así es como se aprovecha de manera comercial. El más viejo y famoso acíbar era el de la isla Socotra, al sur de Arabia, llamado acíbar socotrino.

El aloe fue redescubierto tras la segunda guerra mundial, cuando fue utilizado para tratar quemaduras de guerra con muy buenos resultados. Hoy en día, se usa comercialmente en champúes, jabones, cosméticos, papeles higiénicos, humectantes, protectores solares, productos para después de afeitarse y otros productos cosméticos. También se produce yogures, bebidas y algunos postres con el jugo de aloe con la intención de aliviar problemas digestivos.

Comentarios

Horminzo J. Gonzalez Santos

Jueves, 29 de noviembre de 2012 - 5:20 pm

Hola Amigos:

Bueno tengo la experiencia y la estoy aplicando, el tratar a personas ya desahuciadas por la ciencia médica en la cura del cáncer con el aloe. Ya obtuve resultados exitosos con cancer de mamas. Ahora estoy tratando a una señora que inclusive tenía hemorragias severas y ya desde hace tres días se le controlo la hemorragia y la tengo en muy buenas señales de recuperación. Estoy muy acusioso con este tratamiento y la dieta.

Mas adelante les haré comentarios.

Gracias

Gracias por escribir. Nos gustaría saber en qué publicaciones científicas internacionales ha publicado sus resultados. Suponemos que sus afirmaciones deben estar sustentadas por estudios serios.