««« CORANTUS »»»

Nº 405. Martes, 14 de febrero de 2017

Usos cosméticos del áloe vera (sábila)

Uno de los principales usos del áloe vera (sábila) es para el cuidado de la piel. Efectivamente, gracias a su capacidad de penetrar la piel, nutrirla y regenerar sus células, la pulpa (gel o cristales) de la hoja es ampliamente usada en cosmética. Siempre es necesario lavar bien la piel y limpiar la zona antes y después de aplicar el áloe vera (sábila).

En el rostro, su aplicación regular tonifica el cutis, evita la aparición de arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. La forma de aplicarla es como una mascarilla natural. La pulpa pura, machacada, licuada o procesada, se aplica directamente sobre el rostro a manera de mascarilla de belleza. Se aplica en las noches y se retira en las mañanas con agua y zumo de limón. Si se quiere una mascarilla más compleja, puede agregársele una clara de huevo, un poco de leche, una cucharadita de avena y medio limón. Batido todo junto, se aplica sobre el rostro. Se deja reposar un rato y luego se lava bien la cara con agua tibia.

También reduce la apertura de los poros. Esto le da al rostro una apariencia más atractiva. Además, se puede usar sin problemas bajo el maquillaje. Sin embargo, debido a sus cualidades astringentes es necesario combinar el áloe vera (sábila) con una buena crema hidratante. También se puede usar para desmaquillarse.

Se dice que el uso prolongado de la pulpa de las hojas sobre la piel puede eliminar las manchas causadas por el sol. Además, se cree que facilita la eliminación de las estrías producidas por el embarazo.

Es muy útil después del afeitado. Dadas sus reconocidas propiedades regeneradoras de las células, la pulpa de la hoja del áloe vera (sábila) acelera la recuperación de las células dañadas tras el paso de la cuchilla de afeitar. Así, usándola después del afeitado, dará una sensación de gran alivio. Igualmente, es muy útil aplicada después de la depilación.

Popularmente se usa mucho para tratar el acné (vea el apartado El aloe vera contra el acné).

Finalmente, a la pulpa de esta planta se le atribuye la capacidad de filtrar los rayos ultravioleta del sol. Sin embargo, de acuerdo a Vogler y Ernst (1999), el uso tópico de aloe vera (sábila) no previene de manera efectiva las heridas inducidas por la radiación. Tampoco está claro que promueva la curación de las heridas causadas por el sol.

Por todas estas razones, de manera comercial, la pulpa de las hojas del áloe vera (sábila) se usa como materia prima para la elaboración de champúes, jabones, humectantes, protectores solares, máquinas de afeitar y otros productos cosméticos.

etiquetas:

Comentarios

No hay.