««« CORANTUS »»»

Nº 206. Martes, 23 de febrero de 2016

Receta de fray Romano, precauciones

En internet circula una receta de aloe vera (sábila) para tratar el cáncer ideada por un fraile llamado fray Romano, pero... ¿funciona?

Aloe vera. ¿El Aloe vera mezclado con alcohol cura el cáncer?

En primer lugar, debemos dejar bien en claro que el aloe vera (sábila) no cura el cáncer. Las historias acerca de curaciones milagrosas logradas con esta preparación son sólo eso, historias anecdóticas que hasta ahora nadie ha probado.

En segundo lugar, el alcohol puede ser contraproducente en muchos tipos de cáncer. Es más, se sabe que el alcohol es un factor de riesgo para contraer algunos tipos de cáncer, especialmente los del tracto digestivo (lengua, garganta, esófago, estómago, etc.) y el hígado. En la receta de fray Romano se supone que cumple un efecto vasodilatador.

En tercer lugar, está demostrado que la aloína, contenida en el látex presente justo debajo de la cáscara del aloe vera (sábila) es peligrosa si se consume por mucho tiempo o en grandes cantidades; incluso puede causar la muerte (vea el artículo precauciones sobre el uso del aloe vera (sábila).

No dudamos de las buenas intenciones de fray Romano, pero por todo lo expuesto es que aconsejamos no seguir la fórmula de fray Romano para tratar el cáncer.

No obstante, tomar aloe vera (sábila) no hace ningún daño, si se tiene la precaución de ingerirlo sin aloína, como ya lo hemos explicado muchas veces. La miel y el aguardiente tampoco tienen por qué hacer daño, siempre y cuando se consuman con moderación y uno esté sano, claro está. En todo caso, nunca debe abandonarse un tratamiento médico contra el cancer por una cura no probada como la del fraile. Y siempre hay que consultar con un médico antes de consumir preparados como el mencionado mientras se está en tratamiento médico contra el cáncer. Como ya se dijo, el alcohol podría ser perjudicial en algunos tipos de cáncer.

Finalmente, los tratamientos de las enfermedades, aunque sean con plantas medicinales, siempre deben ser supervisados por un profesional competente.

Comentarios