««« CORANTUS »»»

Nº 376. Lunes, 29 de agosto de 2016

calendas griegas

Forma irónica de referirse a un tiempo que nunca ha de llegar. Ejemplo: Llegaremos a un acuerdo para las calendas griegas (o sea, no llegaremos a un acuerdo nunca).

Etimología

El antiguo calendario romano, previo al juliano, era lunar. Esto quiere decir que tenía meses que se basaban en el ciclo de la Luna. En ellos, la luna llena caía en los días llamados idus, a mitad del mes. El primer día del mes era denominado kalenda o calenda, del griego kallon, «clamar». Este término a su vez proviene de la raíz indoeuropea kal, que quiere decir «llamar», «gritar», «llamar a gritos». El nombre se explica porque en esos días se anunciaba a gritos en las plazas cuándo caían los idus y también se llamaba a los deudores cuyas deudas vencían esos días para que las pagaran, ya que en Roma las deudas se pagaban en las calendas de cada mes.

Los griegos, por su parte, también tenían meses lunares, pero la luna llena caía el primer día del mes, llamado noumenia, «nueva luna»; por lo tanto, no tenían calendas. Cuando los romanos presentían que una deuda era incobrable, decían —de manera irónica— ad kalendas graecas solvere; esto es, «a pagarse en las calendas griegas», dando a entender que nunca se cobrarían, ya que los griegos no tenían calendas.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.