««« CORANTUS »»»

Nº 214. Viernes, 26 de febrero de 2016

Col, propiedades medicinales

La col (Brassica oleracea) se consume como verdura en ensaladas y otros platillos.

En medicina popular se considera antiulcerosa y antiinflamatoria. Se dice que su consumo abundante en ensaladas produce mejorías en casos de bronquitis, asma, estreñimiento y reumatismo.

Se cree también que el zumo o extracto de las hojas frescas sirve como antiinflamatorio para pacientes con úlceras gástricas y duodenales. Con este fin se aconseja tomar 2 a 3 cucharadas soperas por día.

Contra las quemaduras, primero se lava las heridas con infusión tibia de manzanilla; luego, se aplasta ligeramente las hojas frescas y enteras de col (sólo para quebrar las nervaduras y hacerlas flexibles) y se colocan como emplasto sobre las quemaduras de primer, segundo o hasta tercer grado, logrando una pronta cicatrización. Lo mismo puede lograrse con heridas rebeldes o erupciones.

Con las hojas frescas y carnosas trituradas (previo lavado y desinfección con algunas gotitas de lejía) se puede hacer un cataplasma para aplicar sobre el vientre durante los trastornos menstruales. Hay que mantener en su sitio este cataplasma con ayuda de una gasa o tela por 3 o 4 horas o toda la noche. También puede seguirse el mismo procedimiento en zonas inflamadas del cuerpo como las articulaciones.

Principios activos

ácidos hidroxicinámicos (ácidos cafeico, cumárico y ferúlico)

carotenoides (luteína, licopeno, betacaroteno)

flavonoides, mucílagos

sales minerales (potasio, calcio, fósforo y sodio)

vitaminas A, B y C

Comentarios