««« CORANTUS »»»

Nº 466. Lunes, 5 de junio de 2017

dā o daa

Dā- o daa- es una raíz protoindoeuropea que porta el significado de dividir. Su forma más antigua es *deǝ2-, matizada a *daǝ2- y contraída a *dā-.

Se encuentra en palabras como democracia, epidemia, geodesia, demonio, etc. También se encuentra en la palabra inglesa time, y la alemana Zeitgeist.

Palabras derivadas

Esta raíz da origen a la forma sufijada *dā-mo-, quizás con el significado de «división de la sociedad», y a una forma extendida *daǝi-, con su variante *dai-, con una forma con flexión interna (ablaut) no marcada *dī- (de *diǝ-, forma con metátesis de *dǝi-).

De la forma sufijada *dā-mo-, con el posible significado de «división de la sociedad», se obtiene el griego dēmos, «pueblo», «región». De esta palabra griega se derivan las palabras castellanas democracia, demócrata, demografía, demiurgo, demagogia, demagogo, demótico, endémico, endemismo, epidemia, epidemiología, pandemia, pandémico, etc. También de esta palabra griega se derivan las palabras inglesas deme, demos, demotic, demagogue, demagoguery, demagogy, demiurge, democracy, democratic, democrat, demography, endemic, epidemic, epidemiology, pandemic, etc.

La forma extendida *daǝi- da lugar a una variante, *dai-, con una forma con flexión interna (ablaut) no marcada, *dī- (de *diǝ-, metátesis de *dǝi-). De la variante *dai- se obtiene el griego daiesthai, «dividir», que origina palabras como geodesia y geodesy en inglés. De esta misma variante, pero sufijada, *dai-mon-, y con el significado de «separador», «proveedor», se obtiene el griego daimōn, «divinidad», que da origen a demonio, demoníaco, pandemonio, pandemónium, etc. y las palabras inglesas daimon, demon y pandemonium.

La variante *dī- da origen a dos formas sufijadas, *dī-ti- y *dī-mon-. La primera variante, *dī-ti-, origina el germánico *tīdiz, «división del tiempo», y origina al inglés antiguo tīd, «tiempo», «estación», y al inglés moderno tide «tiempo oportuno», eventide «ocaso», «atardecer»; el denominativo del inglés antiguo tīdan, «ocurrir (en el tiempo)», y el inglés moderno tide, «marea»; el escandinavo antiguo tīdhr, «que ocurre», y el inglés moderno tiding, «noticia»; el antiguo alto alemán zīt, «tiempo», y el inglés moderno yahrzeit «aniversario de una defunción (yidish)» y zeitgeist, «el espíritu del tiempo». La segunda variante sufijada, *dī-mon-, «tiempo», da origen al germánico *tīmōn-, que a su vez origina al inglés antiguo tīma, «tiempo», «periodo», y al inglés moderno time, «tiempo».

Comentarios

No hay comentarios.