««« CORANTUS »»»

Nº 487. Sábado, 23 de diciembre de 2017

dai-lo

*dai-lo- es una forma sufijada de la raíz indoeuropea *dai que, a su vez, es una forma matizada de la raíz *dā. Porta el significado de dividir, repartir, porción.

Esta raíz sufijada no ha dejado descendencia directa en el castellano, pero sí ha dejado palabras derivadas que han entrado indirectamente al castellano a través del inglés, como ordalía y el anglicismo dealer.

Palabras derivadas

Esta raíz ha dejado descendencia en las ramas germánica, eslava, iliria y probablemente celta.

En la rama germánica, origina el gótico dails, «reparto», «porción», y a la inscripción rúnica da[i]liÞun, «dividir», así como al islandés antiguo deill, al inglés antiguo dǣl y al antiguo alto alemán teil, todos con el significado de «reparto», «porción», y de donde deriva el inglés antiguo dāl, «porción», «lote», y el inglés moderno dole, «caridad», «subsidio de desempleo», además del húngaro filler, «unidad monetaria fraccionaria húngara equivalente a un centésimo de forint», y el holandés medio deel, «parte», que, con su compuesto veerdel (con veer, «cuatro», o vierde, «un cuarto») y su diminutivo *vierdekijn, origina el inglés moderno firkin, «antigua unidad de medida equivalente a un cuarto de barril», «pequeño barril de madera». De aquí también derivan el islandés antiguo deila, «división», «desunión»; el antiguo alto alemán teila, «división» y teilan, «dividir»; el inglés antiguo dǣlan, dǣl, «repartir», y el inglés medio deel, «repartir», que origina el inglés moderno deal, «repartir», y dealer, «repartidor», además de la forma prefijada *uz-dailjam, «repartición», «enjuiciamiento» (con el prefijo *uz, protoforma de out, «afuera», de la raíz indoeuropea *ud), que origina el antiguo alto alemán urteil y el inglés antiguo ordāl, «enjuiciar (sometiendo a pruebas dolorosas o peligrosas)», que origina el inglés moderno ordeal, «viacrucis», «experiencia muy dura». De aquí deriva la palabra castellana ordalía. Según Pokorny, los derivados de esta rama probablemente provengan del veneciano-ilirio, pues la forma *dǝi de esta raíz existe en el ilirio del sur en el nombre propio Dae-tor. Su derivación del eslavo la considera poco probable.

En la rama eslava (o baltoeslávica), quizás origine el eslavo eclesiástico antiguo dělъ, «reparto», «porción» (*dǝi-lo), aunque también podría provenir de la raíz *del-.

En la rama celta, quizás origine el irlandés antiguo fo-dālim, aunque también podría provenir de la raíz *del-.

En la rama iliria, probablemente origine el albanés dallonj, «separar», «distinguir».

Fuentes

Houghton Mifflin (2000). The American Heritage Dictionary of the English Language, cuarta edición. Publicado por la compañía Houghton Mifflin.

Indo-European Language Association (2007). Proto-Indo-European Etymological Dictionary; a revised edition of Julius Pokorny’s Indogermanisches Etymologisches Wörterbuch. dnghu.org.

Merriam-Webster. Dictionary of the English Language.

etiquetas:

Comentarios

No hay.