««« CORANTUS »»»

Nº 491. Sábado, 23 de diciembre de 2017

dǝp-no-

*dǝp-no- es una raíz indoeuropea que porta el significado de comida sacrificial, derroche, gasto. Originalmente, esta forma sufijada quizás haya significado división y repartición de un animal para comerlo.

Esta raíz es una forma matizada y sufijada de la raíz indoeuropea *dāp-, que, a su vez, es una forma extendida de la raíz indoeuropea *dā- o *daa-.

En el castellano, ha dejado descendencia directa en palabras como daño, dañino, damnificado, etc.

Palabras derivadas

Esta raíz extendida y sufijada ha dejado descendencia en las ramas helénica, itálica, iliria, germánica y frigia de la familia indoeuropea de lenguas.

En la rama helénica, origina al griego dapáne (δαπάνη), «gastos (especialmente los generados por hospitalidad)»; dápanos (δάπανος), «suntuoso», «derrochador»; dapanáō (δαπανάω), «consumir» (de donde deriva el latín dapināre, «servir (comida)», «proveer»), y dapsilós (δαψιλός) (Empédocles), dapsilés (δαψιλής), «exuberante», «rico», «generoso» (de derrochador).

En la rama itálica, quizás origine al latín damnum, «daño», «defecto», «pérdida», «multa», damnare, «dañar» y damnōsus, «ruinoso». La conexión semántica quizás se dé a través del despedazamiento de un animal (el ‘daño’ del animal) para repartir su carne. Esta interpretación, sin embargo, no es compartida por todos. De esta rama se originan las palabras castellanas damnificado, damnificar, dañable, dañar, dañino, daño, dañoso, etc., y las inglesas damage, damn, damnable, damnation, damnatory, damnify, etc.

En la rama germánica, origina el noruego antiguo tafn, «animal del sacrificio», «comida sacrificial». Quizás también origine el nombre propio Tanfana (probablemente, alteración de *tafnana), mencionado por Tácito en su obra Germania. De manera similar a lo que ocurre con el griego δαπανᾶν o el latín damnum, en la rama germánica existe tappa y tapa, «poner fin (a algo)», «perder». Según Pokorny, en esta rama se ve todo un grupo de palabras como resultado de un giro en el significado de esta raíz, que va de «cortar», «partir», «dividir», a «rasgar», «arrancar», «tocar brevemente», «hacer pequeños movimientos torpes». Así tenemos el frisio antiguo tapia, «arrancar»; el inglés antiguo tæppe, «tiras de ropa»; el inglés medio tappen (que origina el inglés moderno tap), «dar golpecitos»; el antiguo bajo alemán tappen, tāpen, «arrancar»; el noruego antiguo tǣpr, «apenas tocándose»; el islandés tǣpta (*tāpatjan), «tocar apenas», y el noruego dialectal tæpla, «tocar ligeramente», «pisar suavemente». Este grupo de palabras, sin embargo, no es aceptado por todos como parte de esta raíz.

En la rama iliria, probablemente origine el ilirio Epidamnos, de eppi, «caballo», y *dǝp-no-, «sacrificio»; y también al albanés Gheg dam, «daño» (como el latín damnum).

En la rama frigia, la variante *dǝp-ni- origina al armenio taun, «festival».

Fuentes

Indo-European Language Association (2007). Proto-Indo-European Etymological Dictionary; a revised edition of Julius Pokorny’s Indogermanisches Etymologisches Wörterbuch. dnghu.org.

Merriam-Webster. Dictionary of the English Language.

etiquetas:

Comentarios

No hay.