««« CORANTUS »»»

Nº 296. Lunes, 14 de marzo de 2016

Granadilla, alimento humano

La granadilla (Passiflora ligularis) es una fruta peruana muy apreciada en el Perú y el extranjero. La parte que se consume es la pulpa del fruto. Más exactamente, se come el arilo, que es lo que rodea a las semillas. Este arilo es mucilaginoso, de sabor dulce y agrio a la vez, y de aroma agradable.

La granadilla es muy recomendada para niños y ancianos por su fácil digestión.

Esta fruta se suele consumir fresca. Es ideal para meriendas por la facilidad de llevarla y de comerla. No obstante, con su pulpa se puede hacer jugos, concentrados, mermeladas, gelatinas, jaleas, helados y yogures.

El jugo de granadilla es muy apreciado por su sabor y aroma; además, es considerado una excelente opción para iniciar a los bebés en el consumo de frutas. Se elabora con la pulpa refinada, extraída luego de refrigerar la fruta, para obtener una bebida que retiene el sabor natural y aroma de la fruta. El jugo de granadilla también se utiliza para mezclas de jugos de frutas tropicales y en cócteles.

El concentrado de granadilla se puede usar para preparar cócteles y para hacer ensaladas de frutas y vegetales.

Las mermeladas y jaleas elaboradas con la pulpa de granadilla son una excelente alternativa a las tradicionales mermeladas de fresa, naranja, etc. Tienen un sabor que, para muchos mercados, resulta exótico.

Los helados y yogures de granadilla también tienen sabores exóticos que merecen ser explotados más extensivamente.

Aunque el uso principal de la granadilla es como alimento, también tiene propiedades medicinales.

Comentarios