««« CORANTUS »»»

Nº 387. Viernes, 6 de enero de 2017

Herpes labial

El herpes labial, también conocido como herpes bucal, herpes de la boca o ‘fuego labial’, es un tipo de herpes que causa ampollas en los labios y alrededor de la boca; de ahí su nombre popular. En casos más severos, sin embargo, también puede producir lesiones en la mucosa orofaríngea (es decir, en el interior de la boca y en la farínge), así como en la nariz, en las orejas y oídos, y en otras partes de la cara.

En inglés, esta enfermedad se conoce como cold sores. En los Estados Unidos también se le conoce como fever blisters.

Las vesículas o ampollas herpéticas aparecen llenas de pus. Generalmente brotan agrupadas sobre la piel, rodeadas de una mancha rojiza, y tienen una apariencia antiestética. Pueden ser muy dolorosas e ir acompañadas de un hormigueo y una sensación de ardor, así como de hinchazón e inflamación.

Las ampollas herpéticas no son permanentes. Generalmente se curan solas al cabo de 2 a 3 semanas. Los brotes están asociados con episodios febriles de varias enfermedades infecciosas como el resfriado (catarro), la gripe o la neumonía. Los brotes también son desencadenados por el estrés, la sobreexposición a la luz solar, los cambios hormonales y un sistema inmune debilitado.

Causas

El herpes bucal o herpes labial es causado por un virus de la familia Herpesviridae (herpesvirus), conocido con el nombre de virus del herpes simple tipo 1. A veces también se le conoce por su nombre latino (que es también su denominación en inglés), herpes simplex tipo 1.

El virus se adquiere por contagio. El contagio se produce por el contacto directo o indirecto con el pus de las ampollas. Cuando las ampollas desaparecen, el virus permanece latente en las células de los nervios de la cara hasta el próximo brote. De esta manera provoca la aparición repetida de las vesículas.

Consecuencias

Los casos severos de herpesvirus pueden causar faringitis infecciosas no tratables.

A veces, las infecciones por virus del herpes pueden complicarse y producir encefalitis post-infecciosas que afectan al cerebro y son causa de lesión cerebral o muerte.

Tratamiento

El herpes labial no tiene cura, pero existen medicamentos para tratar las ampollas cuando salen. También hay tratamientos caseros para estas ampollas. Entre los tratamientos caseros más comunes contra el herpes labial tenemos:

Popularmente, se recomienda una buena hidratación del cuerpo. Se piensa que si una persona se mantiene bien hidratada, soportará mejor el ‘fuego’ o ardor. Se recomienda especialmente los jugos de frutas, que además de ser refrescantes, proporcionan vitaminas y minerales para mantener el sistema inmunitario en óptimas condiciones.

etiquetas:

Comentarios

No hay.