««« CORANTUS »»»

Nº 319. Lunes, 18 de abril de 2016

Leche de soya (leche de soja)

La leche de soya o leche de soja es una bebida de apariencia similar a la leche, que se prepara con soya (o soja). Es muy apreciada por los vegetarianos y por las personas intolerantes a la lactosa. También es un alimento muy bien considerado entre las personas que persiguen una alimentación saludable, pues se sabe que el consumo frecuente de proteína de soya ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol sanguíneo. Además, contiene fibra dietética.

Comparación de la leche de soya con la de vaca
comparableleche de soyaleche de vaca
asimilabilidad de su calciobajaalta
colesterolno
digestibilidad de su proteínabajaalta
fibra dietéticano
fitormonasno
lactosano

La leche de soya casera se prepara con los granos de soya licuados finamente y remojados en agua. Así, el agua disuelve la mayoría de compuestos solubles del grano, a la vez que arrastra partículas muy finas en suspensión. La cantidad de agua a añadir, en volumen, es de unas 6 veces la cantidad de soya utilizada, medida en peso. Por ejemplo, si partimos de 1 kg de soya cruda, deberemos usar 6 litros de agua.

El siguiente paso consiste en colar el licuado para separar el líquido de los restos insolubles. Esto se puede hacer con una tela apropiada —como una estopilla, por ejemplo— o un colador muy fino. El líquido así obtenido es la leche de soya.

La leche de soya debe cocerse antes de beberse. La cocción puede hacerse antes de colar el licuado o después. La cocción antes del colado facilita la disolución de los nutrientes (encuentre la receta y más detalles en el artículo Leche de soya casera por extracción en caliente). La cocción después del colado hace el proceso un poco más simple (encuentre la receta y más detalles en el artículo Leche de soya casera por extracción en frío).

En cualquiera de los 2 casos, es aconsejable la adición de especias para disimular el sabor a legumbre que tiene la leche de soya al natural. En Occidente, las especias que más se usan son la canela, el clavo de olor y la vainilla. En Oriente se suele usar el kión o jengibre y otras especias menos conocidas (hojas de pandano, etc.).

Finalmente se puede endulzar con azúcar.

Los restos de la extracción de la leche de soya casera no tienen que ser descartados. Aún contienen nutrientes y se pueden usar para preparar panes, torrejitas u otras comidas.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.