««« CORANTUS »»»

Nº 102. Viernes, 1 de octubre de 2010

Manjarblanco de leche evaporada

El manjarblanco de leche evaporada se hace más rápido que el de leche sin evaporar debido a que la leche evaporada tiene menor contenido de agua.

© Audinou

Delicioso manjarblanco. El manjarblanco de leche evaporada se hace en menos tiempo que el de leche sin evaporar.
Manjarblanco de leche evaporada
cantidadingrediente
1 lataLeche evaporada
200 g (1 taza)Azúcar
pizcaBicarbonato de sodio (opcional)

Preparación. En una olla, vierta la leche, el bicarbonato (opcional) y el azúcar. No es necesario añadir agua a la leche evaporada para hacer manjarblanco.

Hierva a fuego lento, sin dejar de mover con cuchara de madera. Al cabo de un buen rato, verá que la leche empieza a cambiar de color, a la vez que se va poniendo más espesa. No deje de mover hasta que la leche haya tomado el punto deseado.

Una vez alcanzado el punto deseado, retire del fuego y siga moviendo hasta que enfríe un poco.

Si desea más información, vea más detalles sobre la preparación del manjarblanco, arequipe o dulce de leche.

etiquetas:

Comentarios

Patricia

Viernes, 3 de junio de 2011 - 5:25 pm

Para un litro de leche cuantas cucharadas de harina deben echarse?

Gracias

La harina no es indispensable; lo mejor es seguir hirviendo el manjarblanco hasta que espese solo.

Si de todas maneras decide echar harina, la cantidad dependerá de cuán espeso quiera el manjarblanco. Para un litro de leche, podría empezar probando con una cucharada al ras. Disuelva la harina en un poquito de leche a temperatura ambiente, retire el manjarblanco del fuego, y viértale encima la mezcla de harina y leche mientras mueve vigorosamente, para que no se formen grumos. Regrese al fuego, y espere unos segundos a que espese. Tenga presente que, cuando se enfría, el manjarblanco se hace más espeso. Si no le satisface la consistencia, puede repetir con más harina. ¡No le eche mucha harina, o le va a quedar como mazamorra de leche!

Considere, también, que la harina cambia el sabor del producto final. En algunos casos el cambio de sabor es deseable, como por ejemplo cuando se espesa con harina de arroz o de lúcuma; pero en otros podría no serlo.

Kaptughadathe

Martes, 9 de agosto de 2011 - 11:12 pm

Aprendi mucho

luis

Sábado, 27 de setiembre de 2014 - 12:07 pm

buenazo gracias por la receta