««« CORANTUS »»»

Nº 363. Lunes, 6 de junio de 2016

Mermelada de manzana casera

Para hacer mermelada de manzana es mejor usar las manzanas más ácidas que se pueda encontrar. Son ideales las manzanas de descarte, aquellas que nadie quiere comer por ser demasiado ácidas y feas.

Mermelada de manzana casera
cantidadingrediente
1 kgManzanas verdes y ácidas
2 tazas (400 g)Azúcar
1 rama grandeCanela

Preparación. Pique las manzanas en trozos pequeños. Cuanto más pequeños, mejor. No es necesario que pele o despepite las manzanas.

En una olla pequeña, coloque la rama de canela en el fondo y eche encima las manzanas picadas. Luego vierta encima el azúcar. No es necesario agregar agua.

Ponga la olla a fuego moderado. Al cabo de unos minutos, las manzanas empezarán a soltar su jugo. La canela se infusionará en ese jugo.

Cuando empiece a salir un olorcillo a manzanas con canela, destape la olla. Con la ayuda de una cuchara de madera, aplaste los trozos de manzana que estén suaves. Aquellos que aún no estén suaves, sumérjalos en el puré ya formado. Tape la olla y deje cocinar unos minutos más.

Una vez cocinados todos los trozos de manzana, retire la olla del fuego. Aunque si desea hacer una mermelada más espesa, puede dejar cocinar unos minutos más con la olla destapada, para evaporar un poco más de líquido.

Una vez obtenida la consistencia deseada, deje reposar hasta que entibie.

Con la ayuda de una cuchara de madera, haga pasar la mermelada por el colador. En él se quedarán las pieles o cáscaras, las semillas y todas aquellas partes de la manzana que no deseamos.

Sirva con pan, galletas o bizcochos blandos. También la puede usar como relleno para pasteles de manzana.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.