««« CORANTUS »»»

Nº 329. Lunes, 25 de abril de 2016

Modismos castellanos, 1ª parte

A la bartola. Sin ningún cuidado. Vea tirarse a la bartola o tumbarse a la bartola, más abajo.

Con las manos en la masa. En grave delito. A ese pobre diablo lo atraparon con las manos en la masa.

Devolver la pelota. Corresponder a un agravio.

Motu proprio. Por iniciativa propia, por voluntad propia. Lo hice motu proprio. Es frase latina a la que no se le debe anteponer preposición: a motu proprio, de motu proprio, por motu proprio... Otro error común consiste en decir ‘motu propio’, sin la segunda r. No significa ‘a mi manera’, ‘a mi estilo’ o ‘a mi modo’, como algunos creen.

Separar la paja del trigo. Distinguir lo bueno de lo malo.

Tirarse a la bartola o tumbarse a la bartola. Dedicarse a la vagancia. Esta frase se origina en el antiguo significado que en el habla coloquial tenía la palabra bartola: panza o estómago. La expresión original, tumbarse de bartola, quería decir ‘echarse de barriga’, y expresaba la voluntad de relajarse o no hacer nada.

Tomar las de Villadiego. Marcharse. Apenas vio que la cosa se ponía fea, tomó las de Villadiego.

Voltearse la tortilla o volverse la tortilla. Suceder algo contrario de lo que se esperaba; trocarse la fortuna.

Si usted conoce algún modismo de su país o región que no aparezca aquí, lo invitamos a publicarlo en los comentarios.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.