««« CORANTUS »»»

Nº 276. Jueves, 10 de marzo de 2016

Romero, propiedades medicinales

El romero mejora la circulación sanguínea y colabora con el sistema digestivo, entre otras cosas. Su nombre científico es Rosmarinus officinalis.

Normalmente, se emplea toda la planta en infusión, de 5 g a 10 g, por litro de agua. Se pone a hervir y se tapa 10 minutos para dejar reposar. Es recomendable tomarlo caliente con un poco de miel para endulzarlo.

Tiene propiedades antiespasmódicas, por lo que se usa para tratar la tos.

Ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Genera mayor calor local, reduciendo el dolor de afecciones como el reumatismo. No se utiliza como emplasto. Un modo sencillo de consumirlo es agregando las hojas frescas y las flores de romero en vino blanco. Se deja reposar 10 días y luego se toma en ayunas. Está indicado para personas con presión baja (hipotensos), pues beneficiará su circulación sanguínea.

Las personas que sufren de calambres pueden tomar 3 a 4 tazas al día de la infusión caliente para evitar esas molestias.

Es un estimulante natural. Ayuda a fortalecer el sistema nervioso alterado, y nos hace sentir más lúcidos.

En el sistema digestivo colabora con la secreción de la vesícula biliar, y ayuda a evitar los espasmos. Actúa también como diurético por los compuestos flavónicos y pigmentos polifenólicos.

También se puede usar para hacer gárgaras por su función antiséptica y cicatrizante.

Composición

Tiene ácidos fenólicos, flavonoides. Su aceite esencial está compuesto de pineno, canfeno, borneol, cineol, alcanfor de romero y otras sustancias. También tiene glucósidos flavónicos derivados de la apigenina, pigmentos polifenólicos y sus principios amargos son la ticrosalvina, que actúa a nivel digestivo.

Contraindicaciones

No debe ser tomado por personas con hipertensión, y en el caso de mujeres embarazadas es recomendable consultar a su médico antes.

Comentarios

Invitamos a nuestros lectores a participar contándonos sus experiencias con ésta y otras plantas medicinales.