««« CORANTUS »»»

Nº 388. Sábado, 7 de enero de 2017

Té contra el herpes

El herpes labial y el herpes genital son dos enfermedades infecciosas que causan ampollas sobre la piel y las mucosas de la boca y los genitales. El herpes no tiene cura, pero la medicina popular recomienda el uso del té negro para tratar las ampollas cuando salen.

Fundamento

Según el razonamiento popular, el ácido tánico presente en el té ayudaría a inhibir el desarrollo del virus del herpes simple, que es el agente causante de estas enfermedades. Se dice que la aplicación constante de té negro sobre las ampollas puede hacer que éstas evolucionen de manera más rápida y, por lo tanto, que desaparezcan en menos tiempo que cuando se dejan evolucionar de manera natural. La creencia popular también atribuye a los antioxidantes naturales del té una capacidad de acelerar el proceso de sanación de las vesículas o ampollas herpéticas.

Modo de empleo

La manera de emplear el té para aliviar el dolor de las ampollas herpéticas, así como para acelerar su desaparición, consiste en aplicar un paño embebido en té puro, cargado y sin azúcar. Si se dispone de té filtrante, se puede aplicar la bolsita de té filtrante remojada en agua caliente directamente sobre las ampollas herpéticas. El paño o las bolsitas se deben dejar sobre las lesiones herpéticas por el mayor tiempo posible. Luego se enjuaga la zona afectada con agua limpia y se seca.

El tratamiento debe repetirse todos los días, hasta que las ampollas desaparezcan.

Algunas personas también recomiendan beber té diariamente para mejorar las defensas y para aprovechar sus supuestas propiedades antivirales y antiinflamatorias. Esto podría ayudar a reducir la cantidad y la frecuencia de los brotes herpéticos.

etiquetas:

Comentarios

No hay.