««« CORANTUS »»»

Nº 454. Martes, 23 de mayo de 2017

victoria pírrica

Victoria que sale tan cara que se desmerece o no vale la pena, en alusión a la que Pirro, rey de Epiro, consiguió contra los romanos.

Etimología

Pirro fue un militar de la antigua Grecia. Nació en el 319 a. C. y, a la edad de doce años, se convirtió en rey de Epiro. Aunque fue destronado en el 302, en el 297 logró recuperar su reino gracias a Ptolomeo I Soter, rey de Egipto. Luego se enfrascó en una serie de costosas guerras contra Macedonia para expandir su reino.

En el 281 a. C., la colonia griega de Tarento, al sur de Italia, le pidió protección contra la amenaza de la expansión de Roma. Cruzó el Adriático con unos 25,000 hombres, además de caballos y elefantes. En el 280 a. C. derrotó completamente a Publius Valerius en la batalla de Heraclea, aunque perdió unos 5,000 soldados. Luego avanzó sobre Roma y en 279 a. C., en la batalla de Ausculum, en Apulia, obtuvo otra victoria en la que perdió otros 5,000 hombres. Luego cruzó a Sicilia en el año 278 a. C. y se enfrentó ahí a los cartagineses que se habían aliado con los romanos. Se coronó rey de Sicilia, pero en el 276 a. C (o comienzos del 275) tuvo que regresar a Italia tras una revuelta de los griegos de Sicilia como consecuencia de su despotismo. En el 275 a. C. se enfrentó por última vez a los romanos, a los que derrotó en la batalla de Beneventum en la que perdió 7,000 hombres más. Regresó a Grecia con 8,000 hombres y murió a los 46 años durante una escaramuza en Argos.

Sus guerras contra macedonios y romanos, costosas en vidas, dieron origen a la frase victoria pírrica. Se dice que una victoria es pírrica cuando el vencedor pierde tanto que su triunfo se desmerece o no vale la pena.

Comentarios

No hay comentarios.