««« CORANTUS »»»

Nº 194. Martes, 2 de febrero de 2016

Yogur casero con leche en polvo

Además de hacer yogur casero con leche fresca, también puede hacerlo con leche en polvo. El yogur con leche en polvo tiene la ventaja de que no necesita ser escurrido para obtener una consistencia espesa.

Yogur casero con leche en polvo
cantidadingrediente
1 LLeche fresca.
1 LLeche en polvo.
1 cda.Yogur comercial con bacterias vivas o activas.
al gustoMiel de abejas (opcional).
al gustoFrutas (fresa, mango, etc.; opcional).

Preparación. Disuelva la leche en polvo en la leche fresca. Puede que sea necesario entibiar un poco la leche fresca para poder disolver la leche en polvo sin que se formen grumos.

Una vez bien mezcladas ambas leches, póngalas a hervir.

Vierta la mezcla hirviente sobre un tazón o recipiente limpio y apto para alimentos ácidos. Idealmente use un recipiente de vidrio refractario o de metal aporcelanado.

Deje enfriar la leche hasta unos 40 ºC. Si no tiene termómetro para medir la temperatura, entonces espere a que la leche esté lo suficientemente tibia como para no quemar su mano.

Agregue una cucharada del yogur comercial. Mueva y deje incubar a 40 ºC por entre 6 y 24 horas (para saber cómo incubar, lea el artículo cómo incubar yogur de manera casera). El tiempo de incubación dependerá del gusto de cada quien. A mayor tiempo, más ácido y espeso resulta el yogur, y viceversa.

Una vez que el yogur adquiera las características que usted desee, puede guardarlo en refrigeración hasta por un mes.

Antes de comerlo, puede añadirle miel de abejas.

Para hacer yogur de frutas, puede verterlo en una licuadora junto con la fruta de su elección y azúcar al gusto. Licue y listo.

Para hacer yogur de vainilla, puede añadirle esencia de vainilla y azúcar al gusto.

etiquetas:

Comentarios