««« CORANTUS »»»

Nº 526. Sábado, 17 de febrero de 2018

sábila, zábila, zabila

sustantivo femenino, fitónimo
(1490) Botánica Planta perenne, con hojas basales, largas, carnosas y con espinas en el margen, y una espiga terminal de flores amarillas o, rara vez, blancas. De sus hojas se obtiene el acíbar, sustancia amarga y resinosa con uso medicinal. [más]

Nombre científico: Aloe vera (Liliáceas o Aloeáceas).

Sinónimos: áloe, aloe, áloe vera, aloe vera; España olivastro de rodas, zábila, zabila, zabida; Hispanoamérica sábila, zábila.

Sábila o zábila. Planta joven de sábila o zábila.

Etimología

Del árabe hispano ṣabbīra o ṣábbīra, del árabe occidental ṣabbāra, nombre de esta planta; de ṣábir, «acíbar».

Fuentes

Corominas, Joan (1987). Breve diccionario etimológico de la lengua castellana. Editorial Gredos S. A. Madrid, España.

La sábila (Aloe vera)

La sábila

Partes usadas

Se usan las hojas.

Las hojas más recomendables son las de la base de la planta. Éstas son las más viejas y las que concentran la mayor cantidad de nutrientes.

Las hojas se cortan lo más cerca posible del tallo. Inmediatamente después de cortadas, se ponen en posición vertical, con el lado del corte hacia abajo, por al menos 10 minutos. Esto hará que el látex se escurra por el lado del corte. Es mejor mantener la base de la hoja sumergida en un recipiente con agua, para evitar así que el látex se seque y selle el punto de corte; así el látex se mantendrá fluyendo.

Luego se cortan a lo largo los márgenes de la hoja, donde están las espinas, para deshacerse de ellas.

A continuación, se abre la hoja a lo largo, como si se estuviera abriendo un pedazo de pan para hacer un sánguche. Una vez hecho esto, se extrae toda la pulpa de la hoja con la ayuda de una cuchara, pero teniendo cuidado de no raspar la hoja hasta llegar a la piel o cáscara, pues en esa zona se encuentra el látex, que es irritante.

Es mejor usar el mucílago fresco. En caso de no usar todo, se puede guardar en refrigeración.

Usos

Se dice que el jugo de sábila (áloe vera) ayuda a reducir el colesterol y controlar el azúcar sanguínea. También se usa para desintoxicar el cuerpo y para perder peso. Incluso se cree que puede eliminar el mal aliento.

La sábila es considerada por algunos un superalimento.

La aplicación diaria del mucílago de sábila (también conocido como gel o cristales de áloe vera) hidrata y nutre la piel. Así dará claridad y vitalidad al rostro.

El mucílago de las hojas de sábila (áloe vera), conocido popularmente como ‘gel de sábila’ o ‘cristales de sábila’, se puede usar como lubricante sexual natural. Se puede usar de forma directa en la vagina. Así prevendrá las irritaciones producidas por una falta de lubricación natural. Se puede usar solo o mezclado con aceite de coco.

Algunas marcas comerciales de lubricantes sexuales usan la sábila como ingredientes en sus productos.

El gel de sábila (áloe vera) puro también sirve para tratar ampollas. Ayuda a mantener la zona ampollada húmeda, por lo que ayuda a sanar más rápido. También alivia el enrojecimiento y la hinchazón de la ampolla. Es un antiinflamatorio natural. Hay que usar el gel puro. No usar los productos que contienen otros ingredientes como el alcohol, que seca la ampolla pero no es aconsejable.

Popularmente, se considera útil para tratar las várices. Se dice que tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que ayudan a disminuirlas. Se puede aplicar la pulpa fresca o se pueden hacer masajes con un cubito de pula congelada. Esta propiedad no está probada, aunque el uso de los cubos de hielo de sábila podrían tener algún efecto debido a su temperatura.

Conservación de la sábila

Una vez extraído de la hoja, el mucílago de sábila, conocido popularmente como ‘gel de sábila’ o ‘cristales de sábila’, es muy perecedero debido a su alto contenido de agua. Por eso, lo más recomendable es usarlo fresco.

Comercialmente, el gel de sábila se conserva con ácido cítrico o vitamina E para evitar que se oxide. Caseramente, se puede congelar.

La pulpa de la sábila se puede conservar en congelamiento sin que pierda sus propiedades. Así puede durar muchos meses. Para ello se requiere una cubeta de hielo. Una vez extraída toda la pulpa de la hoja, ésta se vierte en las cubetas de hielo y se ponen en el congelador hasta que la pulpa se haya congelado por completo.

La pulpa congelada se puede usar así, congelada, o después de haberla dejado ablandarse. Los cubitos congelados se pueden usar para refrescar la piel en caso de quemaduras solares muy débiles o de inflamaciones de la piel. Se debe aplicar masajeando. Hay que tener cuidado de no aplicar los cubitos sobre heridas abiertas o quemaduras muy graves, pues podrían agravar la herida.

etiquetas:

Comentarios

No hay.