««« CORANTUS »»»

Nº 829. Jueves, 21 de marzo de 2019

náyade

sustantivo femenino
1. Mitología En la mitología griega, ninfa de agua que residía y daba vida a los lagos, los ríos y las fuentes.

Sinónimo: ninfa de agua, sirena.

Inglés: naiad; plural naiads, naiades.

2. Entomología Ninfa acuática de ciertos insectos, como las efímeras (Ephemeroptera), las libélulas (Anisoptera, Zygoptera) y los plecópteros (Plecoptera).

Inglés: naiad; plural naiads, naiades.

3. Botánica Cualquier especie de planta subacuática del género Najas (familia Najadaceae), con hojas angostas y flores pequeñas. A veces, también se da este nombre a otras especies de las familias Zosteráceas (Zosteraceae), Hidrocaritáceas (Hydrocharitaceae) y, muy rara vez, a algunas especies de las familias Potamogetonáceas (Potamogetonaceae) y Aponogetonáceas (Aponogetonaceae).

Inglés: naiad; plural naiads, naiades.

4. Deportes metáfora Nadadora excepcional.

Etimología

A través del latín naĭas, naĭădis, del griego ναιάς, ναιάδος (naiás, naiádos), nombre de este personaje mitológico; de ναν, ναιειν (nan, naiein), «fluir»; de la raíz indoeuropea *(s)nā-, «nadar».

Fuentes

Merriam-Webster. Dictionary of the English Language. naiad.

Real Academia Española de la Lengua. Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, 22ª edición: náyade.

Las náyades

En la mitología griega, las náyades eran ninfas de los cuerpos de agua dulce, como las fuentes de agua, los ríos y los lagos. Eran uno de los tres tipos principales de ninfas de agua (los otros eran las nereidas, o ninfas del mar Mediterráneo, y las oceánidas, o ninfas del océano).

Los griegos las representaban como mujeres hermosas, alegres, despreocupadas y benevolentes.

Al igual que los otros tipos de ninfas, las náyades eran extremadamente longevas, aunque no inmortales.

Las náyades gobernaban los lagos, los arroyos, los ríos, los manantiales, las fuentes de agua, las lagunas, los charcos, los pozos y las ciénagas. Por eso se dividían en varios subtipos: Las náyades de las fuentes (Crinaeae), las de los manantiales (Pegaeae), las de las ciénagas (Eleionomae), las de los ríos (Potameides) y las de los lagos (Limnades o Limnatides). Algunos escritos romanos incluso hablan de unas náyades que custodiaban los ríos del Hades, a quienes llamaban Nymphae Infernae Paludis o las Avernales.

Cada náyade estaba íntimamente conectada con el cuerpo de agua que regía. Su misma existencia parece haber dependido de la existencia del cuerpo de agua. Si una corriente de agua se secaba, por ejemplo, su náyade expiraba.

Los antiguos creían que las aguas manejadas por ellas estaban dotadas de poderes inspiradores, medicinales o proféticos. Por eso, frecuentemente las náyades eran adoradas por los griegos en asociación con las divinidades de la fertilidad o el crecimiento.

Fuentes

Encyclopedia Britannica (2010). Naiad.

Encyclopedia Mythica. Naiades. Pantheon.org

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.