««« CORANTUS »»»

Nº 752. Martes, 11 de diciembre de 2018

El sintagma nominal

El sintagma nominal es aquel sintagma que está constituido por un sustantivo o un elemento nominal equivalente, acompañado de otros elementos opcionales. El sustantivo o elemento nominal equivalente cumple la función de núcleo del sintagma nominal. Los elementos acompañantes pueden ser los determinantes o actualizadores y los elementos adyacentes o subordinados que lo complementen.

  • Soportamos una ola de frio
  • El oso de anteojos
  • El libro de literatura es mío
  • Mi hermano médico
  • No pongas cara de palo
  • Aceite de ricino
  • Los fines de semana son para descansar
  • Ya es hora de cenar

El sintagma nominal es el primer constituyente de la oración gramatical, en su forma sintácticamente completa. Es el sujeto.

Estructura

El sintagma nominal está constituido como mínimo por un núcleo. Opcionalmente, puede estar constituido, también, por determinantes o actualizadores y adyacentes o adjuntos.

El núcleo es el único elemento indispensable para la existencia del sintagma nominal. Siempre es un sustantivo, un pronombre o un elemento sustantivado.

Los elementos sustantivados pueden ser de cinco tipos.

  • infinitivos: fumar es dañino para la salud
  • adjetivos: los últimos serán los primeros
  • adverbios: mañana será otro día
  • conjunciones: los peros salen sobrando
  • interjecciones: un ole prolongado salía de las tribunas

Los determinantes o actualizadores son artículos o adjetivos determinativos —posesivos, demostrativos, indefinidos y numerales—, antepuestos al núcleo, que identifican o cuantifican la idea expresada por éste. Los determinantes o actualizadores son morfemas gramaticales que declaran la existencia de realidades concretas y señalan la especificidad y singularidad de lo expresado en el núcleo.

Los adyacentes, adjuntos o complementos del nombre son modificadores directos del sustantivo que completan, precisan o restringen su significado. Típicamente, los adyacentes, adjuntos o complementos del nombre son adjetivos, un sustantivo precedido de una preposición o un sustantivo en aposición.

Adjetivos:

  • una casa vieja
  • disco flexible
  • el águila calva

En estos ejemplos, los adjetivos vieja, flexible y calva están cumpliendo esa función dentro de los sintagmas nominales.

Un sustantivo precedido de una preposición:

  • el parque de diversiones
  • papas con ají
  • los gallinazos sin plumas

En estos ejemplos los sustantivos diversiones, ají y plumas, y las preposiciones de, con y sin que los preceden, respectivamente, son adyacentes, adjuntos o complementos del nombre.

Un sustantivo en aposición:

  • villa jardín
  • la ciudad fantasma
  • el gato Félix

En estos ejemplos, los sustantivos jardín, fantasma y Félix, en aposición, actúan como adyacentes, adjuntos o complementos del nombre.

Función y clasificación

El sintagma nominal puede ser una estructura principal de la oración —el sujeto—, o puede ser un constituyente menor dentro de un sintagma verbal —atributo, complemento, etc.—. Puede ser, por otro lado, determinado en la estructura por determinantes o actualizadores. También puede ir acompañado de elementos adyacentes o subordinados que lo complementen.

El sintagma nominal puede cumplir ocho funciones diferentes, las cuales determinan los seis tipos en que se clasifican.

1. Sujeto. El sujeto puede ser de dos clases, agente y paciente. Es agente cuando realiza la acción verbal y concuerda con el verbo en persona y número, como en

  • el jinete cayó del caballo
  • la araña teje su tela
  • los juegos comenzaron temprano

Es paciente o receptor cuando recibe la acción del verbo, como en

  • el polen es transportado por las abejas
  • los estudiantes son preparados para afrontar retos
  • el lobo de Tasmania se extinguió por causa del hombre

2. Aposición. Es aquel sustantivo apuesto a otro sustantivo al que complementa sin preposiciones de por medio. Por ejemplo, las estructuras subrayadas en las oraciones

  • Sofía, mi amor de toda la vida, me trajo un regalo
  • El reo, criminal consumado, causó destrozos en la sala
  • La paloma, símbolo de paz, se posó en la ventana

son sintagmas nominales que están cumpliendo la función de aposición.

3. Atributo. El atributo señala una cualidad del sujeto apoyándose en los denominados verbos atributivos o copulativos, que son ser y estar. En las oraciones

  • el elefante es un mamífero
  • Australia es un país
  • el perro es el mejor amigo del hombre

los elementos subrayados son sintagmas nominales con función de atributo.

4. Complemento directo. El complemento directo precisa, fija o concreta el significado de los verbos transitivos para expresar, a través de éstos, lo que se dice del sujeto. Cuando se refiere a persona u objeto personificado, va precedido de la preposición a:

  • Tomás quiere a su mamá
  • Rosita peina a su muñeca
  • Juan pasea a su perro

de lo contrario, la preposición a no va:

  • Marta come bacalao
  • la gallina empolla sus huevos
  • los protones y neutrones forman el núcleo del átomo

y los sintagmas nominales con función de complemento directo se unen directamente al verbo.

5. Complemento indirecto. El complemento indirecto es aquel sintagma nominal que señala a la persona —o cosa personificada— sobre la cual recae la acción del verbo. Siempre va precedido de las preposiciones a o para, tal y como podemos ver en las oraciones

  • arroja los desperdicios a la basura
  • tengo un regalo para ti
  • el pajarillo construye un nido para sus pichones

en las cuales los sintagmas nominales en función de complemento indirecto están subrayados.

6. Complemento circunstancial. El complemento circunstancial es el sintagma nominal que expresa la circunstancia o circunstancias bajo las cuales se desarrolla la acción verbal. Indica dónde, cuándo, cómo, cuánto, con qué frecuencia, con qué, con quiénes... etc., se realiza la acción del verbo. Por ejemplo, en las oraciones

  • la carrera duró seis horas
  • algunas bacterias duplican su población cada 20 minutos

las estructuras subrayadas son complementos circunstanciales.

7. Vocativo. Es aquel sintagma nominal que se usa como expresión apelativa o exclamativa, como por ejemplo en las oraciones

  • bienvenidos, señoras y señores
  • pórtate bien, hija mía
  • Juana, estás loca
  • ponte a trabajar, bueno para nada
  • sal de mi camino, cara de mono
  • ven para acá, cabeza de chorlito
  • te quiero mucho, mi dulce y cariñosa esposa

en las cuales los elementos subrayados son vocativos.

8. Complemento predicativo. Complementa a la vez al verbo y a un sintagma nominal que funciona como sujeto o complemento directo. Las oraciones en las que se presenta equivalen, en realidad, a dos. Por ejemplo,

  • eligieron a mi tío presidente de la República
  • sirvieron café a los invitados
  • hicieron puré al pobre boxeador¿ojo?

tienen el predicativo subrayado.

etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios.